martes, octubre 03, 2006

Detrás de todo tunero se esconde un pichacorta

Pues sí, amigos, así es. Cualquier psicólogo competente podrá confirmárselo; una de las mayores expresiones de la envidia de pene froidiana es el coche que uno elige. No me culpen a mi si les disgusta la idea, el padre del psicoanálisis moderno, a partir del cual se basan las entrevistas de trabajo, las selecciones de ganado bobuno para GranHermano y hasta los colores de las cintas con las que se atan las cajas de bombones, lo postuló hace ya un puñadito de años. Yo aquí simplemente me limito a darle una vuelta de tuerca a la idea.

Uno sale caminando por la mañana por las plácidas calles de la ciudad y sabe que uno de esos tipos se acerca porque el asfalto empieza a temblar, pero no por el extremo caballaje de sus bólidos, no, eso se guarda para las nenas, lo que se aplica desde primera hora de la mañana es el *chunchunchun* rítmico y monocromo con el que atosigan la urbe. Supongo que debe haber todo un universo discográfico en torno al "tunning" pero estoy seguro de que al igual que todos los demás que se centran en el mundo del coche, sólo comprende cinco discos; y mucho me temo que al menos dos son recopilatorios.

El caso es que seguido por el machacón ritmo, indefectiblemente, aparece un coche al que parece que le haya vomitado un Transformer encima. Accesorios obligatorios son los alerones, las llantas superanchas, los escapes ruidosos y toda clase de pegatinas que, como tatuajes de medio pelo, pretenden "individualizar" la máquina. Los colores más chillones son los favoritos aunque de vez en cuando se encuentran por ahí versiones en tonos normales (que sin duda serán la burla de sus congéneres).

Qué puedo decir de su manía de echar carreritas por las modernas urbes, demostraciones impávidas de la falta de seso que algunos de los especímenes de este experimento froidiano blanden con orgullo y que demuestran que para ellos la evolución no es más que, parafraseando a esos grandes Ortega y Pacheco, pasar de conducir un Ibiza a un León. Esas demostraciones de octanaje y ¿maestría? al volante no dejan de ser absurdas competiciones por ver quién mea más lejos, al más puro estilo neanderthal; sin embargo viene a ahondar más en el grandilocuente problema de la autoestima, ya que para muchos esas carreras vienen a acercarles a Vin Diesel, ese enorme (literalmente) actor que se ha convertido en símbolo de lo que todo tunero aspira a ser: cachas, rompebragas, calvo y dueño de un bólido supersónico, gracias a bodrios infumables como Too fast too furious en sus múltiples versiones y secuelas.

En ningún momento critico, ojito, que a la gente le guste decorar, modificar o perfeccionar su máquina. Únicamente apostillo que, tras la refinada dedicación a un accesorio externo como es el coche, se esconde un enorme complejo de inferioridad. Quienes pretenden tener un coche veloz, potente, llamativo, pretenden exorcizar a través de éste el miedo a que se descubran faltas de potencia, atractivo o fuerza en su interior.

Y es que no hay más que verlos, cuando se bajan de los coches el 90% van cortados por el mismo patrón. "Es la moda" dirán unos, "Es que me gusta ir así" dirán otros, pero el caso es que la mayoría se adhieren a una moda muy concreta y excéntrica que es otro claro ejemplo de su complejo de inferioridad, sin duda buscan la aceptación dentro de una sociedad que respetan y para ello se amoldan a sus pautas y comportamientos. Incluso ellos mismos fomentan que esto sea así, ya que me juego el cuello a que mirarán raro a quien tenga un coche fantástico pero se vista normal, excluyendo al rarito de sus propios conciliábulos y haciéndole el vacío en las reuniones (pese a que todos mirarán de reojo su coche como la gente de la calle haría con el miembro viril de un actor porno en el gimnasio).

Las chicas tuneras, que haberlas haylas, buscan en esa sociedad la aceptación de los guays de turno, nos guste o no se han puesto de moda, y eso siempre hace que haya niñas con ganas de grandes coches alrededor de quien está en la onda, gran noticia esta para los tuneros, ya que pueden superar sus problemas ayudados por estas excelentes y predispuestas enfermeras.


¿Cómo será echar un polvo en un coche tuneado? Es una pregunta que me llena de curiosidad. Seguro que los interiores están pensados para la máxima comodidad, nada de incómodas palancas o complejos mecanismos para mover los asientos; los tuneros avispados tendrán el habitáculo más preparado que la mansión de Hugh Heffner, con su climatizador, humidificador, asientos vibratorios, tapicería impermeable e ignífuga, cristales tintados, y hasta accesorios y juguetes sexuales conectables al encendedor del coche. Un montón de comodidades para que, en el caso de cazar a una moza impresionable, lo suficientemente cabeza hueca para subirse a un coche de 180 caballos y 850 kilos de peso con un tipo a quien le cuesta pronunciar la palabra desoxirribonucleico, ésta se sienta tan impresionada por el maravilloso picadero en el que se encuentran como para que no se fije en el pichurrín. En definitiva, otro montón de excesos que pretenden encubrir las dolorosas carencias del dueño.

En definitiva, esta manía, como tantas otras, no es más que un síntoma de los problemas que el maniático esconde. Todos tenemos nuestras manías y, por supuesto, nuestras taras, y tenemos todo el derecho del mundo a tenerla; ¡qué cojones, ni que ser pichacorta fuera algo malo! Seguro que si todos amueblásemos nuestra linda cabecita como estos afables locos del volante amueblan sus coches el mundo sería un lugar más cabal.

2 Comments:

At 1:47 a. m., Blogger manololeon said...

definitivamente existen seres tuning como los que refieres, y tiene logica el pretender ocultar impotencia sexual, virilidad escasa o una picha corta con algo asi como una maquina muy potente.
sin embargo creo que tu juicio esta siendo algo intenso e injusto porque calificas por unos cuantos al gremio genuino.

veraz,un chico que se dedica al grafitti que en ocasiones hacen verdaderas obras de arte pero muchas otras solo rayan paredes ajenas con signos amorfos al igual que muchos "grandes pintores" que la verdad solo expresan algo a lo que yo llamo marihuanadas, pero bueno lo anterior me sirve de antesala para lo sieguiente :

un verdadero tunero es quien partiendo de una maquina simple logra crear por sus conocimientos y destreza una maquina superior sin pagar porque alguien mas lo haga se trata de algo complejo en realidad, digo algunos no saben cambiar una llanta correctamente imagina tener que modicar y saber exactamente que tuerca apretar para lograr el cambio deseado y a manera de firma como lo haria un "gran pintor" pues se le da color al auto asi como el equipamiento que este acorde a la personalidad del creador de dicha maquina. claro que para eso debe tenerse un gusto exquisito para que la modificacion motriz este en la misma sintonia que la fachada y equipamiento.Y si es verdad, algunos tienen un sentido de la elegancia bastante mal pero bueno en gustos se rompen generos y es conveniente respetyar tales casos.

como veras el verdadero tunin no es saltar a las calles montado en un cohete con un estruendo musical y prendiendo foquitos mientras se escoge a la victima por atropellar mostrando una actitud de mira me gusta lo potente nena imaginame en la cama jajajajaja, claro que los hay pero eso no es ser un verdadero tuning. y lo repruebo al igual que tu, la mayoria de ellos compran piezas y escogen colores y gastan muchisima plata para que otros le hagan sus maquinas.

pero bueno dia a dia algo de nuestra herencia troglodita aflora en nosotros, solo que lo hacemos demaneras distintas, unos ganan millones por patear una pelotita ( en donde esta la evolucion?)y peor aun otros gritamos como gorilas porque vemos patear esa pelotita y nos pelemos con los de la porra contraria que salvajes somos aun no crees?

jajajajaja cosas, de cosas asi esta repleta la vida y que bueno que te tomes el tiempo para analizarlas, pero mejor aun tomate el tiempo para disfrutarlas.

saludos tu amigo a distancia

manuel leon mendoza

mentes brillantes, pichascortas, no importa eso todos somos en determinado momento una bola de salvajes. jajajajajajaja

 
At 3:28 p. m., Blogger Bardo said...

No podría estar más de acuerdo. Por supuesto el objetivo de este blog desde el primer día fue hacer sangre y tratar de pinchar y azuzar a que la gente usase la cabeza, aunque fuese para revolverse en respuesta a las puyas que en él se escriben (cuando hay tiempo y ganas, que por desgracia no es lo bastante a menudo).

Sin duda en el mundo tunero habrá gente de una pureza sin igual, auténticos génios de la mecánica capaces de diferenciar modelos de coche por el sonido del motor o que identificarán si el conductor de un coche es diestro o zurdo sólo con verle tomar una curva. Gente en definitiva, que a través de un estudio y aprendizaje a llegado a dominar el mundo del motor. Para ellos mi máximo respeto (aunque sean a lo mejor de los que les gusta llevar un coche fucsia).

Siempre resulta agradable comprobar que lo que uno ha escrito hace algún tiempo aún acaba cayendo en las manos de alguien a quien le gusta lo suficiente como para dedicarle el tiempo suficiente a escribir una respuesta.

Gracias por su tiempo caballero.

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home